Ser Feliz
Cuidado Con lo Que Deseas

Dicen que cuando queremos algo con todo nuestro corazón, el universo conspira para hacerlo realidad.

Dicen que nuestros pensamientos designan el mundo exterior, que lo que queremos y lo que sentimos crean lo que nos rodea.

Me gusta creer que puedo lograr todo lo que quisiera con pensarlo y atraerlo. Pero…

¿qué pasa si mis pensamientos no son del todo claros y estoy enviando señales confusas al universo?

Me imagino a mi mente como una jauría de perros salvajes a la cual amaestrar, es más, casi a diario tendría que poner bozal a mis pensamientos para que el universo no enloquezca de tanto escuchar un quiero pero no quiero; quiero pero no tanto; mejor no quiero… ¡bueno si quiero!… 

Y al final el universo no me daría nada por indecisa, me enviaría solamente más bozales para callarlos.

Esto me hace reflexionar sobre: ¿Sabemos qué es lo que queremos realmente en la vida?

¿Está nuestro corazón conectado con nuestra mente?

Vamos por la vida buscando respuestas en el exterior, sin saber cuáles son exactamente nuestras preguntas en el interior.

Leemos horóscopos, consultamos astrólogos, magos, brujas, ángeles y hasta el mensaje que nos sale en la galleta de la fortuna.

Esperamos a que las respuestas nos lleguen a través de sueños o de mensajes de twitter, lo que llegue primero.

No sabemos lo que queremos, pero eso sí: ¡Lo queremos todo, y lo queremos ya!

Deberíamos ser más sensatos y aclararnos antes de pedir cosas que no necesitamos, o desechar otras que si.

Lanzamos deseos como balas perdidas al universo. Rezamos rosarios pidiendo un día negro y al otro blanco, y perdemos la fe cuando no se cumple como esperábamos.

De allí las frustraciones de la vida, “no sé porque no soy feliz si tengo lo que quería”, o “mejor no lo hubiera hecho por…”

Podemos llegar a ser lo que queramos, y no hay nada más hermoso que hacer realidad los anhelos. Pero hay que aterrizar los sueños, y hacer un plan más concreto para no dispersar energía y tiempo.

Hay que darse un espacio y pensar,  ¿Qué me hace feliz?  Céntrate en ti y en lo que quieres de verdad.

Deseemos con el corazón lo que amamos y nos llena. Ojo: Pide lo indispensable sobre lo superficial.

Una vez que tengamos claro lo que queremos y necesitamos, si podemos pedir deseos a la estrella fugaz, poner de cabeza a San Antonio o frotar la barriga a Budai, pidiendo que los hagan realidad.

La vida está llena de magia, las palabras tienen poder, los pensamientos y deseos atraen realidades. Pero si no tenemos claro nuestro corazón, nada de esto podrá ayudarnos.

La próxima vez, antes de apagar tu vela de cumpleaños o de lanzar una moneda a la fuente, piensa bien que es lo que vas a desear, los pensamientos tienen poder, no los malgastes.

 

Catabela (Catalina Carvajal)
posts 26
words/post 471
media 22
comments 0
visits 15559

Leave a Comment

Name*
Email*
Website