Historias Personales
Mis 4 Verdades
No hay nada más liberador que aceptar nuestras propias verdades, aunque no siempre nos gusten, nos dan la oportunidad de mirar en qué punto nos encontramos y hacia dónde estamos yendo. En Ecuador (y no sé si en algún otro país de Latinoamérica) usamos una frase muy singular para decirle a alguien cosas que tiene [...]
Motívate
Haz lo que quieras igual te van a criticar!
Hoy en un vuelo a Madrid, venía pensando en lo extraña que es la vida. Un día estás aquí, al otro día estás allá. Un día lo tienes todo, al otro día no tienes nada. Es muy cambiante. Lo único certero en este mundo es que no hay nada certero. También pensaba sobre los sueños [...]
Motívate
Pase lo que Pase No Dejes de Pedalear
Te has preguntado: ¿Cuál es nuestro verdadero lugar? O ¿A dónde pertenecemos realmente?  La respuesta es muy clara: al HOY y al MOMENTO. No tengas dudas, nuestro lugar es en el que estamos ahora mismo. Estás exactamente donde deberías estar,  nada podría ser de otra forma, tenía que ser así. Aún cuando parezca que cualquier tiempo pasado [...]
Motívate
Estás yendo por mal camino?
Lo sabemos bien, hay días buenos, días normales y definitivamente hay días #%*+€&... tú me entiendes. Pero ni modo, la vida debe ser un equilibrio y no siempre se puede tener buenos días, deben convivir las dos caras de la moneda para hacernos más humanos y mejorar aspectos en nuestra vida. Lo importante es saber reconocer cuando [...]
Motívate
¿Cómo vencer la pereza?
Hay etapas en las que simplemente tenemos pereza de todo! Dejamos los proyectos de lado, dormimos temprano, nos levantamos tarde, parece que la cama hubiera conspirado con las sábanas para atraparnos en su cálido confort, y dejamos de hacer las cosas que solíamos hacer. La pereza es un círculo vicioso en el que terminamos hundidos sin [...]
Motívate
A mí también me dijeron que NO podría alguna vez !
Ayer volví a correr después de mucho tiempo que no lo hacía. Y aunque me costó dar el primer paso (porque la pereza pasaba más que mis piernas), finalmente me animé a hacerlo. Los primeros minutos fueron agotadores, el corazón palpitando a mil por hora, los órganos al máximo como si fueran a explotar, los pulmones [...]